Clima
25° C
Buenos Aires
Miércoles, 13 diciembre 2017
ELECCIONES 2017
Elecciones 2017: Jefes de campaña en Ciudad y Provincia: el desafío de Santilli y Salvai
Uno es vicejefe de Larreta y el otro, jefe de Gabinete de Vidal. Tienen buena relación, intercambian consejos y opiniones sobre la elección en cada distrito, con realidades diferentes.
Elecciones 2017: Jefes de campaña en Ciudad y Provincia: el desafío de Santilli y Salvai
Diego César Santilli llegó al macrismo en sus orígenes, cuando Mauricio Macri lucía bigote y la fuerza política del ingeniero se llamaba Compromiso para el Cambio. Carlos Federico Salvai se acercó al macrismo junto a su entonces novia, Carolina Stanley, para militar políticamente con María Eugenia Vidal, una joven que comenzaba a ganar espacio en las filas de la Fundación Sophia, un think tank que comandaba el ya curtido Horacio Rodríguez Larreta.

Desde entonces, Santilli y Salvai comenzaron a tejer una relación que abonaron desde las plateas del Club Atlético River Plate: uno, hijo del ex presidente del club, Hugo Santilli, y el otro, hincha desde su Salta natal, donde con sus amigos de entonces viajaban hasta el Estadio Monumental. Ahora, los tiempos han cambiado para los dos y se cruzan en cada partido en los cómodos palcos de la cancha de River.

Hoy, el destino los une en un rol similar. Santilli -vicejefe de Gobierno porteño- es el jefe de campaña de “Vamos Juntos”, la versión de Cambiemos en CABA; y Salvai es el jefe de la campaña bonaerense de la fuerza oficialista, donde su jefa y amiga María Eugenia Vidal tiene las riendas y el protagonismo, más que el de los propios candidatos a senadores y diputados.

Pero más allá de la diferencia distrital, los dos hablan mucho. Intercambian opiniones sobre la pelea electoral en ambos distritos y fatigan el WhatsApp con sus puntos de vista ante cada asunto: el rol de Elisa Carrió, lo que habla cada uno con Larreta y Vidal (respectivamente), sus datos sobre la campaña del hoy archienemigo político Sergio Massa y el acertijo sobre los futuros pasos y acciones de Cristina Fernández de Kirchner.

Santilli tiene un ADN peronista que, junto a Cristian Ritondo, le permitió a Mauricio Macri pisar con otra lógica algunos territorios porteños que parecían inabordables para el fundador del PRO. Hoy, el jefe porteño Rodríguez Larreta conoce las villas de la Ciudad con un detalle que envidian hasta los peronistas porteños, pues el PRO ya cuenta con dirigentes que conocen esos barrios mejor que otras fuerzas.

Uno de esos dirigentes hoy reviste en el elenco de la esposa de Salvai, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Se trata de Carlos Pedrini, funcionario nacional que fatiga las villas porteñas y que es quien se sienta -junto a la ministra- con los duros representantes de los movimientos sociales (CTEP, Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa, etc), de igual a igual.

Por su parte, Salvai se tiñó de peronismo a su llegada a la Ciudad de Buenos Aires al comenzar a trabajar con la dirigente peronista bonaerense María Laura Leguizamón. Junto a la hoy senadora nacional del PJ, El salteño recorrió gran parte del territorio provincial y comenzó a forjar sus contactos, con muchos de los que actualmente ocupan roles destacados como el de intendentes, senadores y diputados provinciales.

Además, Santilli y Salvai forman parte de la mesa chica ampliada de los días lunes, donde se nuclean Marcos Peña, Larreta, Vidal, el secretario General de Presidencia, Fernando De Andreis, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. En esa mesa aparece también el ecuatoriano Jaime Durán Barba, con sus números y sus consejos, escoltado por el consultor Santiago Nieto.

También el “Factor Carrió” ocupó los días de campaña de ambos dirigentes. Primero, fue la decisión de la mesa chica de Cambiemos de que la chaqueña sea candidata por la CABA. Luego de un primer estallido de la diputada -enojos con Vidal y Salvai incluidos-, Carrió se mostró alineada y forjó tanto con Santilli como con Larreta una relación fluida, amigable y “a pura selfie”, como es el tono de las fotos y afiches de “Vamos Juntos”: sonrisas, "buena onda" y abrazos para todos y todas.

Más tarde, Carrió también mimó a Vidal: en el programa de Susana Giménez (donde también se reconcilió con Graciela Ocaña). Elisa dijo que “por suerte, María Eugenia me sacó de la Provincia”, en un guiño respecto del cansancio que le habría ahorrado al liberarla de ser postulante a senadora nacional por el distrito mayor de la Argentina.

Ahora, Santilli y Salvai comparten otro hecho: no resisten un diálogo sin bostezar y demostrar cansancio, lejos de los hijos y sin ir a la cancha a ver a River, que el último martes superó su llave en la Libertadores con Guaraní de Paraguay y que ahora, espera por los cuartos de final.

Por lo pronto, este domingo tendrán su “semifinal” con las PASO. La final de 2017 será en octubre, donde ambos funcionarios macristas confían en superar holgadamente a Martín Lousteau en la Ciudad y como sea, a Cristina Fernández de Kirchner, en la provincia de Buenos Aires.
COMENTARIOS
  • Genéricos
  • Facebook
OPCIONES
TRANSFERIR
Scanea el código QR con tu móvil para visualizar la noticia.

Ampliar
COMPARTIR